El año pasado por estas fechas me encontraba planeando una escapada a Burdeos en familia y os prometí que a la vuelta escribiría un post para daros ideas sobre qué hacer y qué ver  si decidís visitar en algún momento esta preciosa ciudad francesa conocida también como “La ciudad del vino” , podéis imaginaos por qué.

Barca en el Rio Garona a su paso por Burdeos

Fin de Semana en Burdeos

Burdeos es una ciudad ideal para hacer una pequeña escapada de fin de semana. Es verdad que en dos días no podréis exprimir toda la extensa variedad cultural que ofrece, pero os aseguró que bastará para disfrutar, haceros una amplia idea y quedaos con ganas de volver.

Calles en nuestra escapada de fin de semana a Burdeos

Piérdete por sus calles, sin mapa, sin rumbo fijo, el mejor plan. Os aseguro que os vais a enamorar de cada uno de los rincones de Burdeos, cuyo centro histórico es Patrimonio de la Humanidad. Recorrer el Quartier des Chartrons, por ejemplo,   y entrar cualquiera  de los muchos anticuarios que encontraréis a cada paso es una maravilla.

Plazas y cafeterías de Burdeos en el Casco Antiguo

Casco Antiguo de Burdeos Patrimonio de la Humanidad

Qué visitar en Burdeos

La ciudad tiene muchos puntos interesantes. No os voy a proponer una ruta en concreto, sino más bien señalaros algunos de los lugares que recorrimos. No distan mucho unos de otros, así que, como os he comentado, lo mejor es dejarse llevar, para disfrutar de sus calles e iros ubicando de vez en cuando para ver si hay algún punto interesante cerca que queráis conocer.

La Plaza de la Bolsa, frente al río Garona, donde se encuentra el famoso Espejo del Agua es una de las paradas obligatorias si viajas con niños a Burdeos. Podréis ver en el agua  reflejados los majestuosos edificios de la plaza y refrescaros los pies y chapotear en el agua en primavera y verano.

Plaza de la Bolsa de Burdeos
Plaza de la Bolsa

Como os comentaba al principio,  Burdeos tiene un centro Histórico Patrimonio de la Humanidad. Caminando disfrutaréis mucho del colorido barrio de Saint-Michel lleno de cafeterías y locales alternativos interesantes. Si sois aficionados a las ostras nada mejor que probarlas en el Mercado Des Capucins que encontraréis no muy lejos de aquí.

La Porte Cailhau en el Casco histórico de Burdeos
La Porte Cailhau

Os sorprenderéis al encontraros frente a La Porte Cailhau, torre defensiva dedicada al rey Carlos VIII o al llegar a la gran plaza que alberga el Gran Teatro de Burdeos.

Gran Teatro de Burdeos
Gran Teatro de Burdeos

No muy lejos caminando encontraréis la Place des Quinconces. A nosotros nos coincidió con alguna festividad y esta gran explanada estaba convertida en un enorme recinto ferial lleno de atracciones y puestos de comida.

La Catedral de Burdeos bien merece una visita. Si os apetece tener una vista panorámica de la ciudad podréis visitar la Torre de Pey-Berland, un campanario que se construyó separado de la catedral para salvaguardar la estructura de la catedral.
Catedral de Burdeos

Aprovecho para recomendaros por aquí un sitio para desayunar,  Le Boulangerie De L´Hôtel de Ville. Nosotros aprovechamos  para comprar pan. No tiene mucho espacio para mesas,  pero merece y mucho la pena.

Petit dejeneur en La Boulangerie Hotel du Ville

Panaderia Hotel du ville Burdeos
Boulangerie Hotel du Ville

Si tras mucho caminar necesitáis un pequeño descanso nada como acercarse al Jardín Público el lugar ideal para relajarse y hacer un pequeño picnic en sus explanadas verdes. Estos jardines cuentan además con un pequeño teatro de marionetas vintage y albergan el Museo de Historia natural y un Jardín Botánico.

Zona de Picnic del Jardín público

Otra recomendación gastronómica que os quedará cerquita de este punto, la Pizzería Peppone dal 1975. Un italiano siempre es un acierto con niños. Os aviso que no dejan hacer reserva y que lo mejor es acercarse nada más abrir porque suele hacerse cola.

Pizzeria pEPPONE DEL 1975 bURDEOS

Seguimos caminando y nada como caminar a la vera del Río Garona y enamorarse del Puente de Piedra construido en 1822 para unir ambas orillas de la ciudad. Si aprovecháis la mañana del domingo para dar un paseo disfrutaréis además  de un mercado lleno de puestos con productos locales y algún que otro puesto para comer.

Y caminando caminando llegaréis hasta La Cité du vin, de arquitectura futurista, este museo os da la oportunidad de conocer y degustar uno de los grandes patrimonios de Burdeos, el vino.

No puedo dejar de recomendaros, aunque nosotros no pudimos acercarnos, el Proyecto Darwin; un antiguo complejo militar reconvertido en hervidero cultural y de empresas con una amplia programación de actividades y oferta de restauración ecológica y sostenible. Muy kid-friendly, si tenéis tiempo no dejéis de visitarlo, me han contando verdaderas maravillas de este espacio.

Espacio dARWIN burdeos
Hangar de Darwin. Foto de Traveler.es

Para finalizar os diré que Burdeos me pareció una ciudad que rezuma cultura por los cuatro costados. Basta con deciros que cuenta con una librería cada cinco calles, toda una maravilla. Sus cafeterías y locales están llenos de programaciones y actividades culturales, como el  Cine Utopía , una iglesia reconvertida en cine y cafetería que proyecta películas de Autor en versión original.

Cine Utopía en Burdeos
Cine Utopía

lIBRERIA moLLAT EN bURDEOS
Librería Mollat

Y esta fue nuestra pequeña escapada. Sinceramente me quedé con ganas de más, así que tengo que ir buscando una buena excusa para volver, ya que está a tan sólo 2 horas y media de San Sebastián.

Si os apetece leer algo más de nuestros viajes os dejo una escapada un poco más larga que hicimos hace un par de años a Cabo de gata en familia.

No dejéis de contarme vuestras escapadas y recomendarme sitios, ¡Soy toda oídos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *