Decoración

Su cuarto puede llegar a ser una leonera, vale. Pero también un lugar mágico gracias a la decoración, lleno de estímulos que les aporten valores prácticos, lúdicos y educativos. ¡Y si encima son muy bonitos, mucho mejor!